El término medio de la escritura

6a190cbf6791af23762a68bd999ad3651

A pesar de su fama inveterada de racionalista, Aristóteles era un hombre sensato. No buscaba las virtudes humanas en lo más excelso, sino en el equilibrio: en ese punto en que la acción se aleja de los extremos. Pero ese “término medio”, como lo llamó, no podía ser preciso, pues el catálogo de las acciones de los hombres es tan variado que no lo permite. En cambio, el filósofo definió los extremos (pongamos: cobardía y temeridad, tacañería y despilfarro), y, aunque Continúa leyendo El término medio de la escritura