Habla el silencio

 

e_carlsen

 

A Laura Osorio

El corazón se ha hecho tan claro como el agua

*

He soñado la soledad de otro hombre

*

Así se sientan los muertos: de espaldas a los sueños. Ellos no pueden mirar

*

Lluvia de cada interior, tristeza amada

*

Sobre una barca, los restos del día

*

La luz mece las horas, husmea tímida, como un animal, entre las cosas

*

Un libro es la medida de nuestra soledad, de la que cada uno es capaz de alcanzar o tolerar

*

El lugar donde el corazón era libre de hacerse daño

*

Como se opaca la arena de la lluvia

*

Era otoño en el interior de la palabra

*

Hoy, entre las hojas y la luz, he visto, huesos y plumas, desaparecer una vida

*

¿La muerte? dejar, por fin, de escucharse

*

Tiempo, y nuestro corazón habrá comenzado a desgastarse

*

El hombre dijo: tu soledad me alcanza

*

Y todos los días se queda más solo él, que descubrió tus ojos bajo la lluvia

*

El beso del rocío en los párpados, mientras el cuerpo duerme. Así, bebe el silencio, en tus labios, al hablar

*

Tu profundidad cerró los ojos

The White Jug_85599

*

Tristeza con que un hombre abre una puerta, y un otro de soledad se llena

*

¿Podría no mentir? No basta la verdad cuando morir nos rebasa

*

La noche, como el tabernero, encendiendo sus estrellas. Y el alba, apagándolas, una a una, antes de cerrar

*

No ser otra cosa que una cuerda pulsada por palabras

*

No ser otra cosa que ese lugar donde las cosas existen, ese lugar del acontecer

*

El tiempo, en ti, se busca como un caracol. Y eres el niño que lo enseña en la mano

*

Pronto no quedarán más ruinas por derruir

*

La muerte nunca está al final, es la sílaba que ya no empieza

*

El vacío nos acoge en ningún lugar

Publicado por

Carlos Andrés Jaramillo

Poeta, narrador y filósofo colombiano.

3 comentarios en “Habla el silencio”

  1. Hola, en la Kabalah, la palabra hebrea TEBAH significa ARCA, Sinónimo de PALABRA.
    BARCA, cuerda pusáltil de palabras.
    AGUA , DILUVIO, LAGRIMAS, AMNIOS.

    La barca reposa en espera,
    el viaje está asegurado.
    El agua la mece canturreando,
    gorjea amaneceres, noches, estrellas…
    El ritmo ríe.
    Hay un libro allí portando multitudes,
    la luz del pabilo insiste en reflejos mutantes.
    Muchas gracias Carlos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s