El silencio de la poesía

 

18922132_1891342781132253_4594130983781073139_n

 

A Jairo Alarcón, en memoria

I

 

No existe ninguna razón por la que un hombre no pueda referirse al silencio, siempre y cuando hable de él, como hacen los mortales acerca de la muerte o los físicos acerca de los agujeros negros. Es decir, desde afuera, desde una distancia insalvable. Pues la muerte señala el límite de la vida. Los agujeros negros, de la luz. El silencio, de las palabras. Más allá de esos confines es imposible llegar, ya que ellos definen, a su vez, el límite y la naturaleza de la experiencia humana. No podemos perder el sujeto de la experiencia para aprender algo. Eso es, por ejemplo, lo que ocurre en la muerte. El que muere no puede volver a relatarnos lo que vivió. De manera similar, no podemos tener experiencia completa del silencio porque nosotros nunca dejamos de hablar, tendríamos que dejar de ser humanos o morir. Continúa leyendo El silencio de la poesía