¿A quién pertenecen las palabras?

0db6932aacd4be2aed44ca6d81fbf4a4--calligraphy-japan (1)
Toko Shinoda
¿A quién pertenecen las palabras?
Quizás al poeta, pero de una manera especial, porque no dispone de ellas.
Son del más acaudalado de los hombres (del que mayor número de palabras conoce), pero no puede disponer de su fortuna, porque nunca es suya, porque nunca está completa a su mirada (mientras la vista es inmediata, el lenguaje transcurre en el tiempo).

Las palabras se le dan avaramente, con dificultad, porque no están enterradas en ningún lugar preciso. Porque nadie puede dar su ubicación exacta. La suya es una búsqueda en ningún lugar y de lo que nunca ha visto.
Una obra es, cuando mucho, un agujero vacío, que no contiene nada o que contiene lo que no sabemos ver. Salvo pocas excepciones, en las que la palabra se da, no como lo que suma sino como lo que resta. Porque esa palabra largamente buscada, se lleva el deseo de hablar.
La del poeta es una posesión que no tiene y que además le empobrece.

Publicado por

Carlos Andrés Jaramillo

Poeta, narrador y filósofo colombiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s