Hrabal

hrabal

El hombre meditativo, tasa en sus manos el peso de delicia de una cerveza. Nada en el mundo se compara con el momento previo a beber. Es voluptuoso. Retrasa el momento. Su boca, saliva. Acaso los gatos le prodiguen idéntico placer. Pero es un placer tierno, este es un momento de recogimiento. No necesita apresurarlo porque sabe que es suya. Sólo un vulgar campesino bebe sin meditar en ello. Y le gusta hablar para unos pocos, con desenfado y dureza sobre algunos temas de la vida. No importa cuál. Sus paisanos no son intelectuales, pero habla con cada uno. Ha escrito algunas de las páginas más conmovedoras de las que se tenga memoria. Su ternura es amiga de la dureza. Comparten una misma frontera.

Publicado por

Carlos Andrés Jaramillo

Poeta, narrador y filósofo colombiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s