La intimidad del libro

libros_antiguos

Nuestra relación con el libro es intima. “Íntimo”, es el superlativo de “interior”, Intimus: lo más adentro. Tan adentro, que cambiamos el libro (lo rayamos, anotamos, ajamos, gastamos, interpretamos) de la misma manera que él nos cambia, desde el interior: dilatando el espacio de la experiencia. Lo interior se abre, crece hacia a lo interior del libro, donde se modifica.

Nuestra relación es intima hasta dejar en él, impreso, el hábito de nuestros dedos, la frecuencia de nuestros afectos, la vacilación de nuestras dudas. Tal vez nunca dejemos esa endecha en una piel amada. Esa mancha por la que sabemos que no hemos dejado de morar en un libro.

Publicado por

Carlos Andrés Jaramillo

Poeta, narrador y filósofo colombiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s