Sobre las bibliotecas

biblio

Últimos refugios del silencio, desde que lo han proscrito de los templos. Lugares donde duermen un largo sueño los libros o meditan ajenos a la conciencia. Un libro, en realidad cualquier huella humana, convierte un lugar vacío en una expectativa fundada: algo espera tras el anaquel, algo espera ser leído. Por eso, quien entra en una biblioteca, pierde su soledad. Por eso una vez que el último lector se ha ido, la biblioteca no vuelve a estar sola.

Publicado por

Carlos Andrés Jaramillo

Poeta, narrador y filósofo colombiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s