Respuesta a Antonio Caballero

 

 Captura

 

Antonio Caballero tiene razón, la tauromaquia es cultura, si la entendemos en su acepción de depósito de las prácticas de una sociedad (que pueden ser moralmente buenas o malas); y es arte, si consideramos el arte una destreza. Torear, por chocante que sea, requiere habilidad. Pero que sea arte por bello es más difícil. Es un espectáculo más bien dantesco. A menos que vea la belleza en su acepción más extensa, como emoción estética, en cuyo caso volvemos al principio: es una práctica que produce una emoción, como muchas otras que puede o no ser artísticas.

 

El suyo es un argumento redundante. Pretende que, al aceptar que la tauromaquia es una práctica cultural, se debe ignorar su moralidad. Dicho de otra forma, le ha dado a una práctica un aura de invulnerabilidad, por el sólo hecho de que existe. Su argumento tautológico debe resumirse así: la tauromaquia debe seguir existiendo porque existe. Pero una cultura, una sociedad, se erige, se afianza, por sus rechazos. Establece valores que excluyen a otros. El juicio es inevitable. Sin juicio previo no hay conocimiento del mundo. El hecho de que prefiera la tauromaquia sobre otra práctica (por ejemplo, ver pastar al toro) es ya un juicio de valor, es preferir uno en lugar de otro.

 

Acepto que Caballero no quiera suscribirse a la sensibilidad de la mayoría (eso denota nobleza), pero no que trate a esa mayoría como si estuvieran atrasados respecto a la evolución del espíritu. Seguramente en una competencia de tosquedad, los taurinos se hallarían más cerca de la animalidad que de la inteligencia, su refinamiento sangriento los iguala con las fieras.

 

No digo que el antitaurino sea mejor, pero por lo menos ha tomado distancia de sí mismo para contemplar lo otro, para sentir su miedo y tal vez imaginar su dolor. Y la imaginación, lo quieran o no, es una atributo de la inteligencia, aunque de la inteligencia sensible. El tosco Caballero nos llama burdos porque rechazamos el olor de la sangre, que tanto excita a las fieras como él.

 

Publicado por

Carlos Andrés Jaramillo

Poeta, narrador y filósofo colombiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s