El corral de los locos, Goya

 
 
goya
 

¿Existe obra más deliciosamente caótica que “El corral de los locos” de Goya? Hay versos de Baudelaire que, si fueran dichos al oído del hombre adecuado, provocarían un crimen. Hay en ellos verdades tan irrefutables, tan negativas, que sólo la destrucción puede estar a su altura. Pinturas, cuya sola visión, no hace más que echar leña en donde ya arde un conato de incendio. ¿Incendiarios por excelencia? Bacon, Beksiński, de Bruyckere. Quien mira a Goya deja de creer en la serenidad del mundo, se asoma a las antípodas de la bondad, de dónde sólo es posible volver con un madero encendido en la mano.

 

Publicado por

Carlos Andrés Jaramillo

Poeta, narrador y filósofo colombiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s