Pequeños apuntes

 

 

 

Hay, en nosotros, innombrado, un miedo. Se lo encuentra, desapacible, al final de las matanzas de la guerra; ansioso, en el corazón de los ascetas; tenso, en los espacios que habitaron y abandonaron los hombres. Se halla, por si acaso, al final de cada palabra. Es Pascal apostrofando los espacios infinitos del universo, es un hombre hablando en voz alta, para no sentir su soledad. Hablo del temor a obrar desde ningún fundamento, a carecer de un sentido. Por eso la gente actúa, mata, ora o habla, para no escuchar la respuesta.

Publicado por

Carlos Andrés Jaramillo

Poeta, narrador y filósofo colombiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s